La Muerte

martes, 15 de noviembre de 2011

"Orden divino"
(Cementerio San Miguel,Málaga)
Hoy quiero hablaros de una cuestión capital en nuestra sociedad, un tema que circula alrededor de nuestra vida, que la condiciona y que, sin embargo, aún a muchos les provoca temor. La Muerte sigue siendo un tema tabú.  Nombrar a esta entrada de la forma en la que lo he hecho no ha sido una decisión fácil, en la misma forma que el tema no lo es por todo lo que representa. Debemos reflexionar sobre la muerte y contemplar las múltiples formas en las que nos relacionamos día a día con ella. En esta ocasión voy hablaros en parte como historiadora, y en parte con mi vena artística.


La muerte está junto a nosotros y no debemos tener miedo al decirlo, no por ello vamos a acercarla o alejarla de nuestras. Ella está ahí. Se llevará a nuestros seres queridos, a nuestros conocidos, la veremos continuamente en los medios de comunicación y un día incluso vendrá a por nosotros.

"Preñidera"(Cementerio San Miguel,Málaga)
El símbolo más identificativo de la muerte en nuestra sociedad es el cementerio, un lugar de respeto y al que los vivos no gustan de visitar. Nos cuesta asimilar que algún día ocuparemos un lugar en ese recinto que tanto intentamos de evitar. Incluso tachamos de raros o excéntricos a aquellos que vemos disfrutar, en la medida en la que se puede, de una visita a los cementerios. No nos hemos despojado de todos esos clichés sociales que nos hacen huir de los camposantos. Y ante esta situación debemos hacernos preguntas tales como, ¿a qué se debe ese temor a la muerte?

Lo que no podemos negar es que el cementerio es el jardín más silencioso. Un lugar de recogimiento y paz en el que el recuerdo revive. El pasado se hace presente y entre lágrimas encontramos la calma. Es el punto de encuentro entre los vivos y los muertos.

Pero en los cementerios hay mucho más que lo citado, los cementerios son quizás el último patrimonio por descubrir. Esconden una valiosísima parte de nuestra historia y no debemos obviarla en absoluto. Sin duda, los cementerios conforman una realidad muy compleja y no habrá en estas líneas más que un intento porque nos hagamos ciertas preguntas y entendamos en parte qué hay entre sus tumbas, pues acumulan una cantidad de memoria desconcertante.

Los cementerios son una enorme suma de relatos y cada una de las personas que se encuentran allí merecen nuestra más encarecida atención. Una cuestión esencial sobre la que reflexionar es que en una sociedad en la que no hay dignidad hacia los muertos, no existe el respeto, y entre todos debemos proporcionar la capacidad de que el cementerio sea un lugar digno.

"El beso de los ángeles" (Cementerio inglés, Málaga)
Los cementerios tienen sus propios sonidos, sus propias luces y sus propios tiempos. El cementerio conforma un paisaje especial y completamente diferente a cualquier otro que hallemos en la ciudad. Este rincón es una suma de tiempo y personas, es una suma de tantas cosas...Y a pesar de todo lo que los identifica y hace especiales, a la muerte y a los cementerios se les maltrata injustamente y se les piensa de una manera inequívoca.

El cementerio, como ciudad de los muertos que es, es un reflejo de la ciudad de los vivos. Es un espejo y quizás por eso provoque tanto estupor. En este lugar encontramos claves para entender nuestro pasado, y como historiadora puedo decir que suponen un punto de inflexión al que acudir y observar, simplemente mirar detenidamente. Tras cada epígrafe hay historias que ni siquiera podríamos llegar a imaginar, son historias reales, son las historias de todos.

"El paso del tiempo"
(Cementerio inglés, Málaga)
"El tiempo que nos ha olvidado"
No solo de dolor viven los camposantos, también de arte, de arquitectura, de naturaleza salvaje, de acercamiento y sentimientos, de inspiración, de sobrecogimiento. Allá donde ha vivido el hombre ha enterrado a sus muertos, para mantenerlos vivos en la memoria, para que nunca nadie pueda borrarlos de la historia.


Me despido de ustedes con un par de frases que para mí lo cambian todo en cuanto a estos mundos de los que hemos estado hablando:



"¿Cómo es posible que la gente que no quiere entender la muerte, llegue a entender lo que es el amor?"

"La misma nieve que cae sobre los vivos es la que cae sobre los muertos"

"Cat's Spirit"
(Cementerio inglés, Málaga)

Texto: Rocío Tudela.
Fotografías: Rocío Tudela.
Lugares en los que han sido tomadas las fotografías: Cementerio de San Miguel (Málaga) y Cementerio inglés (Málaga)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Te ha quedado de muerte, "nunca mejor dicho XD". Llevas tiempo queriendolo hacer y por fin las hecho, tu trabajo se nota y poco a poco vas obteniendo tu recompensa.

FD. JM Garceso

Vanesa Martínez dijo...

Por desgracia en nuestra sociedad se intenta esconder, tapar o endulzar algo con lo que convivían en el pasado de forma más natural. EL temor a ella viene por la ignorancia precisamente provocada por ese querer disimular que existe un fin de la existencia.

Muy buen post y con unas fotos muy hermosas. Yo también le dediqué una entrada hace tiempo pero a una faceta de la muerte:http://ladyvdevane.blogspot.com/2009/02/es-curiosos-ayer-mientras-estaba-en-la.html

Publicar un comentario

© Rocío Tudela. Con la tecnología de Blogger.