Drácula de Bram Stoker

sábado, 7 de enero de 2012


dracula bram stocker

Drácula es uno de los mayores bestseller de nuestra literatura. Publicada en 1897 ha sobrevivido al tiempo y sigue llegando al lector actual para sobrecogerlo. Su relato en forma de diario hace que los sucesos se nos transmitan totalmente personalizados, nos permite identificarnos con cualquiera de sus personajes, sentir sus miedos y sus incertidumbres, que conforme avanzamos en la lectura también pasan a convertirse en las nuestras.


El vampiro más terrorífico con el que me haya enfrentado jamás es, sin duda, Drácula. Nunca antes habían conseguido ponerme los bellos de punta de la forma en la que lo han hecho las palabras de Bram Stoker. Crea una atmósfera incomparable en la que el corazón se desboca y tan sólo ansiamos continuar leyendo página a página para saber qué ocurrirá con la pobre Mina o en qué se ha convertido la adorable Lucy.

dracula bram stocker


Y pese a que leo a diario desde que era una niña, y que por mis manos han pasado decenas y decenas de libros de todos los estilos, con todo tipo de historias y personajes, aun no había leído esta gran obra. Igualmente siento no haber podido expresar mi opinión sobre la misma hasta ahora, cuando en realidad la leí el pasado mes de noviembre, pero como siempre digo ¡ha sido por falta de tiempo!



Drácula no es la primera obra sobre vampiros, pero sí la más conocida y con diferencia del resto de textos sobre la misma temática, la cual se vio resurgir una vez que fue adaptada en la gran pantalla.

Bram Stoker consiguió reunir en esta obra una serie de elementos que la han hecho única e irrepetible. El Conde constituye el personaje más temible y terrorífico que podamos llegar a imaginar, y jamás querríamos encontrarnos en su camino, a no ser que buscásemos la muerte más segura. Su mente, retorcida y maliciosa, lo hace aparecer en cada uno de los pensamientos de los protagonistas y consigue que esté presente en nuestras incertidumbres a cada palabra.

dracula bram stocker


La sensualidad se apodera de la escena cuando la delicada y adorable Lucy se transforma en la irresistible, pero letal vampiresa que el doctor Van Hellsing deberá detener. Procediendo a todo el ritual que Stoker describe tan claramente en cuanto a cómo devolver el alma humana al estado de paz que le pertenece, desterrando al poder de las tinieblas.



También la aventura tiene lugar en este filo de misterio y terror. La valentía que muestran los caballeros protectores de las señoritas Mina y Lucy, emprendiendo todo tipo de contiendas que les llevarían a detener las temidas andanzas del conde ¡son capaces de mantener en vilo a todos!

No cabe ni siquiera decir que Drácula ha supuesto un punto de referencia para todo lo que se ha escrito después, para todo lo que se ha creado y llevado a la gran pantalla, al cómic, al mundo de los videojuegos, etc. Bien se trate de versiones totalmente modernizadas como True Blood o Blade, o más dulces como el también bestseller Crepúsculo, en su base contienen elementos básicos que han quedado como legado de Bram Stoker: la necesidad de beber sangre, la elegancia, la sensualidad, el misterio...

dracula bram stocker


Las imágenes que aporto en esta entrada corresponden a la versión que el director Coppola llevó a la gran pantalla, y que tuve oportunidad de ver una vez hube leído la novela. En mi más humilde opinión, no puedo decir que me haya gustado en lo más mínimo, porque pienso que no transmite el espíritu de terror y respeto que transmite Stoker. Además que los cambios en el guión son tremendos con respecto a la obra original. Ahora bien, todos mis respetos para aquellos que esta película sea de su agrado.






2 comentarios:

Verde despertar dijo...

primero que nada, ame tu blog,¿como diseño un blog así?. Ahora concuerdo contigo sobre drácula, esta super genial ese libro, me encanta y te enamora la historia mas que nada al igual que la pelicula pero prefiero el libro.

Anónimo dijo...

Las peliculas y el libro son espectaculares

Publicar un comentario

© Rocío Tudela. Con la tecnología de Blogger.