La última noche del Titanic

martes, 19 de junio de 2012

La última noche del Titanic Walter Lord
La última noche del Titanic es una novela de 1955, escrita por el historiador Walter Lord. Bestseller de su momento y aun hoy día.

Acompañada de fotografías del barco, el célebre iceberg y algunos de sus más destacados tripulantes, se nos presenta una obra llena de fuerza que no ha pasado desapercibida por todos los interesados en la tragedia del gran buque.

Walter Lord llevó a cabo una magnífica tarea de recopilación de testimonios de los supervivientes, quedando todos ellos recogidos uniformemente en este relato, que de primerísima mano nos hacen conocer aquellos que vivieron la impensable noche del 14 de abril de 1912.


Las críticas consideran la obra de W. Lord como la más completa exposición de cuanto sucedió en el barco, en los botes y en las heladas aguas del Atlántico durante el naufragio. Realizó un trabajo de investigación periodística de primer orden. Comparto sinceramente esta opinión, ya que como historiadora y gran lectora no he conocido nunca un relalto como este. He leido gran variedad de novelas históricas, pero ninguna se ha parecido a este texto en lo más mínimo. Es un libro indispensable de leer y conocer para todos los fascinados por los sucesos del Titanic.

titanic walter lord


"El 14 de abril de 1912 el Titanic surcaba las frías agua del Atlántico rumbo a Nuevo York. Era una noche deslumbrante. Fuera del barco reinaba una calma glacial y el mar se mostraba liso como cristal bruñido; dentro, las luces y la música revelaban el ambiente de fiesta, alegría y despreocupación que habían disfrutado los pasajeros desde que el trasatlántico levara anclas. Nada hacía presagiar la tragedia. Cerca de la medianoche se oyó el grito del vigía anunciando un obstáculo a proa. El más célebre iceberg de la historia se erguía amenazante a menos de doscientos metros de distancia. Lo intentaron sortear virando a babor, pero el iceberg estaba demasiado cerca.
Lo que ocurrió después ha quedado en los anales de la navegación civil como la mayor catástrofe jamás ocurrida. El Titanic era el orgullo de la ingeniería del siglo, iba cargado de tesoros y contaba entre su pasaje con la flor y nata de la sociedad neoyorquina de la época. Que sus veinte botes no bastasen en absoluto para cubrir las necesidades del pasaje en caso de naufragio no era más que una anécdota en un navío que todos consideraban insumergible."

titanic




Este cartel cinematográfico nos recuerda a la película titulada, al igual que la obra que cito, "La última noche del Titanic". Filmada en 1958, utilizó la obra de Walter Lord como guión cinematográfico.


1 comentarios:

Anónimo dijo...

Quiero leerlo ^^. Bonita introducción.

Publicar un comentario

© Rocío Tudela. Con la tecnología de Blogger.