Cumbres borrascosas

jueves, 6 de septiembre de 2012

novela Cumbres Borrascosas escritora Emily Brontë
La lectura de Cumbres Borrascosas depara para los amantes del género dramático grandes sorpresas. Emily Brontë nos regaló una historia de profundo amor repleto de dificultades, un odio desmedido y un ambiente de aflicción que tan solo puede compararse con los páramos que se describen en la obra. La crudeza y la desolación comparten pequeños atisbos de esperanza e ilusión en una historia que no deja a ningún lector indiferente.

Si anteriormente no podía comprender porqué esta obra había alcanzado el estrellato entre esos clásicos que nunca se pierden en la memoria de los lectores, tras su lectura puedo afirmar que la fuerza de sus personajes la han convertido en una de las mejores novelas psicológicas de la historia.

 
 
Como buena lectora del género fantástico, pero también del romántico y dramático debo señalar que algunos de los diálogos mantenidos entre los protagonistas han causado en mi memoria una contundente huella. El lenguaje sumamente cuidado que la escritora se encargó de procurar supone toda una sensación, entremezclándose la dulzura y la rudeza más descaradas.
 
Cumbres Borrascosas ha sido llevada al cine y al teatro en numerosas ocasiones, por primera vez en el año 1939 de la mano del director William Wyler, y más recientemente en el año 2011 por la directora Andrea Arnold.
 
Emily Brontë
Emily Brontë, autora.
 

La dulce, pero también difícil, Catherine nos mostrará el temperamento insoportable y malvado de Heathcliff. Esta historia de amor - odio, desarrollado en los desolados páramos de Yorkshire, ha sabido encandilar al público desde 1847, año en el que se vio publicada la novela de Emily Brontë, a la par que la de otros grandes clásicos como Jane Eyre y Agnes Grey, salidas de la pluma de sus hermanas. Cumbres Borrascosas nos ofrece un reflejo  mismo del alma humana, aportándonos un espejo de la obsesión, la pasión y la venganza. Valoremos también el hecho de que la autora rompió por completo con los cánones sociales del momento, por lo que fue considerada como alarmante.
 
 
"Y siguiendo con los ojos el vuelo de las libélulas entre las plantas silvestres y las campanillas, y oyendo el rumor de la suave brisa entre el césped, me admiré de que alguien pudiera atribuir inquietos sueños a los que duermen en tan tranquilas tumbas." .- Cumbres Borrascosas, pág 285.

1 comentarios:

J.M Garceso dijo...

Sin duda todo un clásico ^^

Publicar un comentario

© Rocío Tudela. Con la tecnología de Blogger.