Frankenstein

jueves, 6 de septiembre de 2012

 
Frankenstein es una joya de la literatura gótica y del terror.  Manteniendo de forma constante un ambiente lúgubre y lleno de tristeza. Desde el doctor Frankenstein hasta su abominable creación, que ni siquiera recibe nombre, sino que tan solo se le designa como el monstruo. Todo un lujo para la literatura universal.
 
 
 
 
Publicada en 1818 ha encontrado un espacio indiscutible entre los clásicos. La autora, Mary Shelley, nos ofrece un retrato de la sociedad del siglo XVIII repleto de anotaciones de avances en la ciencia y otros descubrimientos. De hecho, la figura del doctor Frankenstein asume los cambios que se experimentaron. Su obsesión por hallar la chispa de la vida le llevo a horas de incansable trabajo que culminaron en la creación del más terrorífico ser.
 
Mary shelley
Mary Shelley, autora.
 
M. Shelley es una autora sensacional, que demuestra un exquisito tratamiento del lenguaje. El uso de largos diálogos y extensas descripciones nos hacen imaginar con todo lujo de detalles los escenarios y acciones que viven nuestros protagonistas. El poder de  la autora para transmitirnos los sentimientos de horror, tristeza y odio que sienten sus personajes es merecedor de la mayor admiración.
 
 
 
 
En nuestra lectura de Frankenstein también nos encontraremos con debates existenciales, la certeza del bien y el mal, el porqué de actuar de una forma u otra y qué nos ha llevado a ello. Esta obra no solo promete horas de entretenimiento, sino reflexiones más profundas sobre la naturaleza interior del ser humano.
 
 

1 comentarios:

J.M Garceso dijo...

Genial, genial y genial!!! I like it

Publicar un comentario

© Rocío Tudela. Con la tecnología de Blogger.