El abanico de seda

martes, 9 de abril de 2013


novela El abanico de seda escritora Lisa See
El abanico de seda es una historia fascinante que nos hace ver cómo ha vivido la mujer china tradicionalmente, qué espacios le estaban destinados, qué tareas debía realizar, qué se esperaba de ella, en definitiva, cuál era su papel en la sociedad. En este sentido, Lisa See ha realizado un trabajo de documentación y asesoramiento sensacional. Sus armas de historiadora han dotado a este relato de un realismo que provoca al lector una impresión que dificilmente olvidará. El descubrimiento del nu shu, por parte de la autora, despertó un vivo interés que la llevó a adentrarse en la investigación que dio a luz a esta obra.
 
 
Poco conocemos en Occidente de la cultura chica más tradicional. Estamos acostumbrados a ser deslumbrados por sus avances tecnológicos o por las fotografías que nos muestra su más novedosa arquitectura, pero no hay lugar para reflexionar sobre cómo ha sido siempre China.  En una sociedad profundamente machista, la mujer era considerada como la rama inútil de un árbol.
 
Abanico con caracteres en nu shu

La mujer se veía relegada al cuidado de sus padres, en la infancia, y al cuidado de su marido, hijos y suegros, una vez que contraía matrimonio. Su vida estaba entregada al servicio, por sí misma no tenía ningún valor. Pero la mujer tenía su propio espacio, la habitación de arriba, donde compartía secretos y risas con las demás mujeres del hogar. En la habitación bordaban, preparando sus ajuares, por ejemplo, entre esas paredes se encontraba el reino de las mujeres.

Mujer con lotos dorados
Otra constante en la vida de la mujer china, y que se narra detalladamente, era el vendado de pies. Contar con unos perfectos lotos dorados aseguraba a la mujer un buen casamiento y una posición privilegiada. El sufrimiento que experimentaba la mujer goza de una excepcional voz en este relato, que cuenta con un gusto exquisito en la narración.

La vida de la mujer estaba dividida en cinco etapas: Años de hija, Años de cabello recogido, Años de arroz y sal, Años de recogimiento.


Lisa See se desplazó al condado de Jiangyong en el otoño de 2002 para conocer de primera mano el paisaje y las gentes sobre las que sentó las bases de su historia. Allí conoció de primera mano algunas de las historias que se narraron durante tanto tiempo en nu shu, algunas de las cuales podemos leer en la obra.

Os invito a vivir la historia de Lirio Blanco. Será una experiencia que no os dejará indiferentes, yo la disfruté de una forma muy especial, fue comenzar a leer y no querer parar.
 

escritora Lisa See
Lisa See, la autora
"Como prueba de su buena estrella, la pequeña Lirio Blanco, hija de una humilde familia de campesinos, será hermanada con Flor de Nieve, de muy diferente ascendencia social. En una ceremonia ancestral, ambas se convierten en laotong (mi otro yo o alma gemela), un vínculo que perdurará toda la vida. Así pues, a lo largo de los años, Lirio Blanco y Flor de Nieve se comunicarán gracias al lenguaje secreto de las mujeres, el nu shu, compartiendo sus más íntimos pensamientos y emociones, y consolándose de las penalidades del matrimonio y la maternidad. El nu shu las mantendrá unidas, hasta que un error de interpretación amenazará con truncar su profunda amistad."

2 comentarios:

J.M Garceso dijo...

Me ha encantado esta entrada. Es muy interesante ese libro y más tratando de un tema que me gusta mucho como la cultura oriental tan desconocida para nosotros pero tan fascinante. ^_^

Anónimo dijo...

Uno de pocos libros que te atrapa en la lectura. Te emociona, hace sufrir y llorar de principio al fin. Te da sentimientos encontrados y te hace dar gracias por no haber nacido en esa època ni lugar.

Una excelente obra literaria. Recomiendo su lectura.

Publicar un comentario en la entrada

© Rocío Tudela. Con la tecnología de Blogger.