La cortesana y el samurai

miércoles, 24 de abril de 2013

 



novela La cortesana y el samurai escritora Lesley Downer
La cortesana y el samurai
"En los barrios del placer exótico del Japón de 1868, donde el sexo está en venta y el único fruto prohibido es el amor, un saldado fugitivo está a punto de conocer a una bella cortesana. Con sólo diecisiete años, Hana es abandonada por su marido para luchar en la guerra. Sola y vulnerable, la joven escapa de sus enemigos y llega a Yoshiwara, el famoso barrio del placer, donde se verá obligada a convertirse en cortesana para salvar su vida.
 
Yozo, samurái y brillante espadachín, regresa a Japón después de cuatro años en Occidente. Pronto descubre que el mundo que dejó atrás ha sido destruido y se ve inmerso en la batalla final de la guerra que asola sus tierras. Capturado por sus enemigos, consigue escapar y marcharse al único lugar donde un hombre está fuera del alcance de la ley: Yoshiwara, donde tres mil cortesanas se mezclan con geishas, bufones y fugitivos. Es aquí donde se cruzan los destinos del maltrecho samurái y la hermosa cortesana. Pero cada uno guarda un secreto tan terrible que, una vez revelado, amenazará sus vidas."
 
Esta es la presentación que la editorial Seix Barral hace de la novela La Cortesana y el samurai de la autora Lesley Downer. Sin embargo, como en tantas otras ocasiones, yo me atrevo a decir, desde mi más íntima opinión que poco nos revela en realidad esta sinopsis.


geisha japon
La historia es narrada desde dos puntos de vista, el de Hana, nuestra protagonista femenina, y Yozo, nuestro protagonista masculino. Ambos nos ofrecen dos caras muy distintas de un mismo conflicto. Japón está en guerra. Los norteños y los sureños luchan entre sí. La irrupción del mundo occidental en la vida de un Japón encerrado en sí mismo provoca una situación bélica que acabará con algunas de las tradiciones más arraigas. Este es un punto y aparte en la historia nipona.

Esta novela no es una simple historia de amor. Sí, el amor está presente, pero no es por entero el protagonista, permanece relegado en un segundo plano hasta que en sus páginas finales hay un triunfo del mismo sobre todas las circunstancias adversas que deben vivir los protagonistas.

Hana nos mostrará que muchas esposas de samuráis no tuvieron otra opción que la de convertirse en cortesanas, cientos de ellas acabaron en el Yoshiwarra, el barrio del paraíso, del placer, en la antigua Edo, actual Tokio. A través de su experiencia conocemos los secretos de las casas del placer, sus atuendos, su relación con los clientes...


cortesanas geishas yoshiwara japon
Cortesanas del Yoshiwara expuesta en "las jaulas"
para ser elegidas por los clientes
Yozo relata sus vivencias en Europa, pues antes de que se desatase el conflicto bélico japonés, había viajado por Occidente durante cuatro años. Recurrentemente la autora hace que Yozo narre qué vio, qué aprendió y qué le sorprendió de los países que visitó. Al mismo tiempo, Yozo se encuentra en primera línea de batalla, lucha porque el shogun vuelva a ocupar el trono que le pertenece. El honor, el compañerismo, la destreza con las armas, navegar en el Kaiyo Maru o beber sake, son experiencias que alcanzaremos junto a él en la lectura.


escritora Lesley Downer
http://www.lesleydowner.com/
Lesley Downer es una prestigiosa periodista y corresponsal del Sunday Times, del Wall Street Journal y del Financial Times. También colabora en televisión, por ejemplo, en Chanel 4 o BBC. Es especialista en la cultura japonesa y ha vivido en Japón durante más de una década.

Otras obras de su bibliografía son La última concubina (2008) o Madame Sadayako: la geisha que conquistó occidente (2003), entre otras.


Yoshiwara japon geisha
Yoshiwara



2 comentarios:

LADY V dijo...

Un tema muy interesante sobre todo para aquellos que como tú, amamos la cultura japonesa. Me encantan las ilustraciones que has puesto en el post.
Un abrazo.

J.M Garceso dijo...

Una entrada muy bonita y cuidada. Muy interesante temática, va a ser uno de los próximos libros que me lea :D

Publicar un comentario

© Rocío Tudela. Con la tecnología de Blogger.