Manifiesto del Día Mundial contra el Cáncer de Mama

domingo, 20 de octubre de 2013

Andrés Pascual leyendo el manifiesto para AECC
www.andrespascual.com


El escritor español, Andrés Pascual, por el que siento una gran admiración, leyó un manifiesto en conmemoración del Día Mundial contra el Cáncer de Mama (19 de octubre), que por su carga emotiva quería compartir en el blog, siempre contando con su previo permiso.
 
Su manifiesto, titulado: "No estás sola en esto, todos somos olas del mismo mar", merece unos minutos de nuestro tiempo, y dejarnos llevar por sus palabras a un instante de reflexión.
 
 
"En un país lejano, atravesado por montañas que se perdían más allá de las nubes, un anciano gravemente enfermo sintió una noche que ya no le quedaban fuerzas para seguir luchando. Se acurrucó en su colchón de lana, cerró los ojos y, cuando más dolor padecía, ocurrió algo maravilloso: escuchó un susurro de agua que le brindó una serenidad nunca imaginada. Debe de ser un caño mal cerrado, se dijo. Pero al momento corrigió: no puede ser, en mi cabaña no hay grifos. ¿Ha comenzado a llover?, se preguntó después. Pero tampoco se trataba de eso, la noche era seca como las anteriores. Tras darle muchas vueltas, por fin comprendió que la fuente estaba dentro de él. Él era el chorro. Un chorro que llegaba hasta un río sin principio ni final que a su vez desembocaba en un inmenso mar. Y se dejó llevar y comprendió que el resto del mundo le acompañaba en su viaje por la vida. Todos somos olas, se dijo. Aparecemos y desaparecemos y el mar permanece. Todos somos el mismo mar. Un mar con una fuerza infinita. Un sinfín de olas que, juntas, somos capaces de alcanzar metas inalcanzables. Y se emocionó al comprender que su sufrimiento no era solo suyo. Era el sufrimiento de todos los que le rodeaban: su familia, sus amigos, sus vecinos e incluso aquellos que ni siquiera conocía. Todos sufrían con él pero, lo que era más importante, todos luchaban con él,vivían con él. Como olas del mismo mar se fundían con él y le animaban al unísono: ¡no estás solo en esto, no dejes de luchar!

El cáncer de mama es una enfermedad que padecen mayoritariamente las mujeres, pero que afecta a todo el núcleo familiar. Y si hay algo que desde la Asociación Española Contra el Cáncer no dejaremos de repetir es que tu familia es mucho mayor de lo crees. Tu familia no termina en tu pareja o hijos o nietos, ni en tus padres o hermanos o primos. Tu familia somos todos los que estamos aquí, y también todas las personas que cada día trabajan en otras sedes de la Asociación Española Contra el Cáncer en labores de apoyo y concienciación social, empujando con insistencia a todas las mujeres a un compromiso con la detección, la mejor forma de erradicar este problema para siempre.

Pero además de todos los que estamos aquí y de todos los trabajadores de la Asociación Española Contra el Cáncer, tu familia también son todas y cada una de las personas que caminan por este mundo difícil pero al mismo tiempo apasionante. Por este mundo algunas veces injusto, pero que merece ser vivido. Por eso,cuando te flaqueen las fuerzas, recuerda nuestro grito: no estás sola en esto, todos somos olas del mismo mar. Ten nuestros brazos, ten nuestros ojos, ten nuestro corazón, pero no dejes de luchar.

Por eso, porque compartimos contigo el sufrimiento y la vida, seguiremos repitiéndote las mismas cosas con la insistencia de una madre: explórate tú misma, introduce cambios saludables en tu vida, acude a las citas médicas (que son citas con la vida)… Haz todo esto sabiendo que, al mismo tiempo, las personas que formamos parte de la Asociación Española Contra el Cáncer (tu familia) seguiremos trabajando para engrandecer su decálogo: ampliar la información, asegurar el acceso al diagnóstico precoz, evitar las listas de espera y asegurar la mejor la atención con independencia de tu edad o domicilio, brindarte apoyo psicológico, a ti y a aquellos que conviven contigo, erradicarla discriminación laboral y social, favorecer la investigación y la colaboración institucional, incluso a nivel internacional… Una lista de diez compromisos que, si hace falta, convertiremos en cien o en mil. No hay problema, tenemos fuerza suficiente para ello.

Tú también tienes fuerza suficiente. Porque todos somos olas del mismo mar. Porque sufrimos contigo. Porque luchamos contigo. Porque queremos vivir contigo."



Si queréis saber más de este autor aquí en el blog podéis visitar estas otras entradas:

Entrevista a Andrés Pascual
 
 
 
 


0 comentarios:

Publicar un comentario

© Rocío Tudela. Con la tecnología de Blogger.